Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de afrontar un buen entrenamiento, especialmente si va a ser de gran intensidad,  como son rango y lubricación articular, musculatura envuelta en los movimientos, ritmo cardiaco, temperatura corporal…por citar algunos de ellos.

woman doing running outdoorsUn buen calentamiento debiera de tener en cuenta todos estos factores y debe de ser progresivo en cuanto a complejidad y ritmo. El calentamiento idóneo debiera de abarcar todas las articulaciones, independientemente de si van a estar envueltas de manera directa o no, incrementar el rango articular para reducir el riesgo de lesiones, lubricarlas adecuadamente y soltar la musculatura, ya que un musculo “relajado” tiene mayor capacidad de contracción. No se deben de usar estiramientos estáticos ni prolongados, todos los “estiramientos” deben de ser dinámicos (en movimiento).

Debe de subir el ritmo cardiaco para preparar al sistema cardiovascular, además de subir la temperatura corporal para una mayor flexibilidad de las fibras musculares y, a través del aumento del riego sanguíneo, una mayor oxigenación muscular y una reducción de acumulación de lactato. También hay que poner especial énfasis en la estimulación de la mecánica y la musculatura envuelta en los movimientos y ejercicios que vamos a realizar, esto va a preparar a nuestro sistema neuromuscular para afrontar de manera eficiente los entrenamientos, además de incrementar nuestro rendimiento y, en consecuencia, minimizar el tiempo en nuestro progreso atlético.

Hecho esto estamos listos para afrontar cada “workout” minimizando al mínimo el riesgo de lesiones, tanto articulares como de tejido blando (tendones, músculos, ligamentos…).

Se inteligente, calienta antes de entrenar y disfruta del proceso.

FMS.

NO ESPERES MÁS

Si todavía no estas registrado en FitMaker System, Regístrate gratis y empieza YA!