Aunque es una frase que puede haberse llegado a convertir en un tópico entre los que practicamos deporte, y que muchas veces usamos para motivar a nuestros compañeros, amigos y clientes a que se esfuercen y arriesguen un poco más en sus entrenamientos y retos…, lo cierto es que el salir de la zona de confort nos reporta una mejora en la autoestima y en motivación.

Realmente podemos definir la zona de confort como un estado anímico, mental o incluso un estilo de vida donde la persona vive de forma cómoda, relajada, conformista, sin necesidad alguna de acometer reto alguno o desafío, pero esto que a priori puede parecer una forma placentera de vida, se da de bruces con lo que es la vida y lo que nos depara la vida real, ya que nos va limitando poco a poco, minimiza nuestro afán de superación y nos hace caer en un estado de (nos inventamos un palabro) “desentrenamiento” para afrontar las más que posibles pruebas que el día a día nos depara

La zona de confort nos hace sentir seguros, ya que nos recoge en una zona donde conocemos lo que nos rodea, estable y tranquila. No necesariamente este estado es negativo, ya que el ser humano está programado para evitar la amenaza, el conflicto y buscar la seguridad, comodidad y placer, pero…, esto hace que no desarrollemos nuestras habilidades y experiencias que tanto nos ayudan a desarrollarnos personalmente.

Salir de este estado nos aportará beneficios como mejorar la autoestima y aumentar nuestro sentimiento de capacidad, además de ayudarnos a conocernos a nosotros mismos, nuestros límites, nuestros miedos y conseguir así un aumento en nuestra motivación diaria.

sal de tu zona de conforta, trabaja, suda, consíguelo!

Dar ese salto, nos permitirá posteriormente tener una sensación de control y poder sobre nuestras decisiones, adquirir nuevas habilidades y plantear distintas estrategias contando con un buen nivel de autoconfianza creyendo firmemente que el cambio es posible.

 

Para dar ese paso, despertar la inquietud por avanzar y mejorar y dar pie a satisfacer esas inquietudes es recomendable empezar cambiando nuestras rutinas, con pequeños cambios.

 

Si esto lo enfocamos al deporte y a nuestros entrenamientos, salir de la zona de confort es lo que nos permitirá seguir avanzando y mejorando. Es habitual que cuando se empieza e incluso cuando se alcanza cierto nivel físico, nos apalanquemos donde ya estamos cómodos y seguros, pero esto nos puede impedir avanzar, incluso puede provocarnos una falta de motivación que nos acabe pasando factura. ¡Así que, CAMBIA!! Cambia de vez en cuando tus rutinas, tus horarios, compañeros, retos, atrévete con ese próximo nivel, búscalo, aplícate con un poco más de intensidad, con otro km más con otra pedalada…  sin dudad lo conseguirás, te conocerás mejor, sabrás donde están tus límites (o donde no están) y te sentirás capaz de casi todo, en realidad DE TODO!

 

¡SAL DE TU ZONA DE CONFORT, ¡ENTRENA, DISFRUTA Y PASA AL PRÓXIMO NIVEL!!

 

FMS.

NO ESPERES MÁS

Si todavía no estas registrado en FitMaker System, Regístrate gratis y empieza YA!